SEXO

APUESTA SEXUAL: UNA IDEA PARA QUE TU CHICA Y TÚ DISFRUTEN AÚN MÁS LOS PARTIDOS

El mejor partido es en el área chica. Haz del fútbol un juego erótico.
Apuesta sexual
ILUSTRACIÓN MARCO ARMENTA
Por: Miryam Ruiz
Hora de compartir:

Tal vez no es igual de divertido ver un partido de fútbol con tu chica que con tus amigos, pero esto puede cambiar. Sí, no a todas las mujeres nos apasiona ver un juego como a ti, pero si está de por medio ganar o perder, créelo, le pondrá sabor al asunto con una apuesta sexual.

Evidentemente hablo de hacer una apuesta, pero no cualquiera, sino una sexual. Qué mejor que ver ganar a tu equipo en la cancha y salir ganador también en la cama. Aunque en realidad ambos saldrán vencedores cuando el partido haya terminado…

A nosotras nos fascina tener la razón, eso ya lo sabes, y si ganamos, nos encantará hacerlo en algo en lo que se supone tú eres el experto.

Primero viene el planteamiento. Cuando se acerque un partido clásico de tu equipo, dile que estás muy emocionado con el juego, que no es uno fácil de ganar, esto para que tenga en mente las posibilidades que tiene de salir victoriosa. Una vez sembrado este pensamiento, dile que sería buena idea verlo juntos, es más, ¿por qué no?, ¡hacer una apuesta!

Y para hacerlo más interesante, que sea una apuesta sexual. si ella gana, tú harás lo que le plazca, será tu ama bajo las sábanas y encima de ellas. Pero si tú ganas, ella tendrá que hacer lo que le pidas. Puede sonar peligroso, porque cuando nosotras escuchamos eso, nos imaginamos lo más pervertido del mundo y nos puede dar temor o pena.

Dependiendo de su reacción, pueden dejar libre la apuesta o, si se rehúsa, cada uno acuerde solo un castigo que no se valga pedir. Eso le dará más confianza. Pacten el día en que se llevará a cabo y, al final,  con un apretón de manos podrán sellar el acuerdo.

Recuerda que el chiste de este juego es que ambos disfruten, que se prendan y conocer un poco más el uno del otro. De sus deseos más recónditos. eso sí, no se vale llorar si ella gana, pues ya no lo tomará en serio para la siguiente ocasión y puede que existan muchas más, incluso hay posibilidades de que se convierta en una adicción.

Durante el partido, se valen las burlas si tu equipo mete un gol, es parte del juego; además, siempre se le puede dar la vuelta al marcador y será más glorioso para el contrincante.

Al pagar la apuesta, si tú triunfas, sé amable, pero firme. es decir, no le pidas nada que sabes de antemano que le puede resultar humillante. se vale todo tipo de juegos y fetiches, cosas que realmente te prendan y que normalmente no haga. Como verla masturbarse, que se ponga un disfraz excitante o untarte algún dulce líquido para que te lama. ¡Las posibilidades son infinitas! Claro,  recuerda que solo solicitamos respeto.

Por otra parte, si eres el perdedor, te tocará obedecerla sin chistar. Si te pide algo que no te lata mucho, mantén  calma, relájate y disfrútalo. La disposición de los hombres a nuestras ordenes es un afrodisíaco natural.

De aquí en adelante ambos esperarán las jornadas futbolísticas con ansias, porque sabrán que detrás de cada gol  hay una promesa de placer.

Entonces…. alístate  para el próximo partido, mira cómo te va y perfecciona los detalles porque este año hay  ¡Mundial!

Hora de compartir: