Deportes

EL PODER DE UNA IDEA

Hace veinte años Gigliola Aycardi creó, junto con Nicolás Loaiza, Bodytech, un exitoso proyecto de gimnasios y centros médicos  con sedes en Colombia, Perú y Chile
Cortesía
Por: Diego Marín Sierra
Hora de compartir:

Algunas historias hablan de amigos que se conocieron en la universidad, con futuros más inciertos que seguros, tuvieron ideas ordinarias y crearon compañías extraordinarias que hoy por hoy generan millones de ganancias, innumerables empleos y son un ejemplo de cómo crear empresa y ser exitoso en el proceso. Dicen que las mejores ideas comienzan en un papel, en la universidad, con aventureros visionarios como Nicolás Loaiza y Gigliola Aycardi, que se reunieron para crear lo que hoy es una de las cadenas de gimnasios más importantes de América Latina: Bodytech.

Bodytech 2

Lo que uno ve en la fundadora de Bodytech es una extensión de lo que son sus gimnasios: organización, claridad, comodidad y la sensación de que se está en un lugar “top”. Gigliola, de piel trigueña, más esbelta que menuda, nació en Ocaña, Norte de Santander, pero, como vive en Bogotá desde los 13 años, el acento santandereano ya no se le siente cuando habla de su proyecto de vida. Los ojos son del color de su cabello: marrón, y responde con convicción las preguntas que le hacemos, algo que no es extraño pues está al frente de un negocio que mantiene más de 141 sucursales abiertas en tres países.

Cuenta que tuvo la vena emprendedora desde pequeña, que vendía chocolates, galletas y zapatos; cuando se vino a Bogotá, eligió Ingeniería Industrial como carrera porque era la alianza perfecta entre tantas profesiones que le gustaban, decidió poner atención a lo que le decían sus profesores y después tomar nota; según ella,  esta es una de las muchas claves para aprender bien.  Está entre el top diez de las mujeres emprendedoras en América Latina y habla con singular pasión de los escalones que ha subido para alcanzar cifras como 3500 empleados, ser número uno en Perú y Colombia y tener 250 mil afiliados en Chile.

La idea que nació en “la caneca” 

Bodytech 3

“Mi socio y yo nos conocimos en el MBA de la Universidad de los Andes. El gusto por el ejercicio nos unió y creamos una electiva de actividad física para promover el ejercicio entre los estudiantes del MBA. Entrenábamos todo el tiempo en “La caneca”, que era el gimnasio de la Universidad de Los Andes, organizábamos eventos alrededor del tema, subíamos a Monserrate, hacíamos jornadas de entrenamiento, etc”.

Del papel de la tesis de grado para la maestría pasaron a la labor y, como en los proyectos se toman considerables riesgos, para hacerlo realidad hipotecó la casa de su mamá (con su aprobación, por supuesto) y junto con Nicolás, su socio, vendieron los carros para abrir la primera sede de Bodytech en la esquina de la séptima con 63, justo unas cuadras arriba de la Basílica Menor de Lourdes. Tenían buena espalda.

Con los ojos vidriosos, como cuando se está muy orgulloso de algo, nos contó lo que sintió cuando, en la primera sede del gimnasio, se compraron 1800 afiliaciones en el primer mes, superando por mucho las 800 que tenían presupuestadas en seis meses, más aún cuando la montaña burocrática y financiera que se tiene que escalar en Colombia para crear empresa quebranta cualquier voluntad. La de ella no.

 Te invitamos a leer la entrevista completa en nuestra edición impresa de febrero.

 

Hora de compartir:

NEWSLETTER