Portadas Maxim

CAMILLA HANSSON: PASIÓN SUECA

Su primer gran contrato de modelaje no lo consiguió por bella sino por ser intelectualmente atractiva.
Camila Hansen05 (2)
Irena Eastington
Por: Sergio Ramírez

Camilla Hansson es bella (sí, lo sé, no habría ni que decirlo), pero sobre todo decidida, asegura. Nació hace 29 años en Estocolmo, una hermosa ciudad rodeada de naturaleza y uno de los lugares en el mundo donde más se cuida el medio ambiente. “Los inviernos son muy fríos -recuerda-, pero cuando niña pasaba mucho tiempo haciendo actividades al aire libre, es algo que extraño viviendo en una ciudad como Londres”. Sostiene que, a pesar de haber vivido fuera de su país la mayor parte de su vida adulta, está muy orgullosa de ser sueca. “Es una gran parte de lo que soy”.

Camila Hansen12 (1)Desde muy pequeña tuvo claro que quería ser reina de belleza. “Cuando pequeña veía el concurso de Miss Universo en televisión y me fascinaban las mujeres que competían en él. Las miraba y pensaba que representaban fuerza y belleza”, asegura.

Camila Hansen08 (1)

En 2012 se coronó como Miss Earth Suecia (y representó a su país en el concurso mundial que se llevó a cabo ese año en Manila, Filipinas), y dos años más tarde fue elegida como candidata de su país en el concurso de Miss Universo. “La verdad, fue todo un poco surrealista -asegura sobre su participación en el certamen -. Estás allí durante tres semanas, compitiendo con otras 89 mujeres de todo el mundo. Es algo realmente muy competitivo y constantemente tienes que comportarte y lucir de la mejor manera. Es duro, pero me siento muy afortunada de haber tenido esa experiencia, es algo que nunca olvidas”.

Camila Hansen11 (1)

Tras su experiencia como reina, comenzó a destacarse como modelo, por eso participó en otro concurso. En 2013, la compañía inglesa de ropa interior femenina Belle et BonBon convocó modelos de toda Europa para elegir la imagen de su marca. La seleccionada, explicó la compañía, debería ser más que bella. No se trataba de presentar una prueba de conocimiento, o sacar a relucir su IQ, pero tuvieron en cuenta los proyectos de las participantes, sus ambiciones, los logros en su carrera, su ingenio y su creatividad.

Camila Hansen01 (1)

“Hicieron una búsqueda nacional en el Reino Unido para encontrar alguien que fuera la nueva imagen de la marca – recuerda Camilla-. Para evaluarnos, nos hicieron pasar por varias rondas de audiciones y diferentes entrevistas”.

Camila Hansen09 (1)Hansson, en ese entonces de 25 años, venció a más de mil aspirantes (incluyendo dos doctoras, una graduada en física y dos egresadas de universidades como Oxford y Cambridge) a pesar de que en ese momento no tenía estudios superiores. “Fue el primer gran contrato de modelaje que conseguí, así que estaba muy emocionada”.

Camila Hansen04 (1)

Buscaban, explicó en su momento la empresa de lencería, una mujer que fuera “intelectualmente estimulante”. “Creo que lo soy porque siempre trato de crecer como persona y empujarme a seguir adelante en la vida. Leo un montón, es una de las cosas que más me gusta hacer. Para mí, se trata de trabajar todos los días por ser más inteligente y ser mejor, tanto en mi vida profesional como en la personal -afirma la modelo-. Tomo energía de lo que me interesa y me apasiona, siempre sueño en grande. Supongo que algunas personas podrían encontrar esa mentalidad intelectualmente estimulante”.

Camilla se encarga de romper el mito de quienes piensan que las modelos no son muy inteligentes. “Infortunadamente todavía hay algo de eso -confirma-, pero creo que lo que los demás vean en ti depende de lo que tú seas como persona. Siempre es bueno ser educado, leer mucho y tener una mente emprendedora además del modelaje”.

Camila Hansen02 (1)

Decidida a construir un exitoso futuro como modelo se mudó a Inglaterra. “Sentí que, para mi carrera, Suecia era demasiado pequeña”. Le parecía excitante la idea de vivir en una gran ciudad. “Londres es un lugar cosmopolita, me encanta vivir aquí y la ciudad ha sido muy buena conmigo; sin embargo, estoy siempre abierta a lo que pase en el futuro, podría irme a otro lugar”.

Recién aterrizó en Londres se dio cuenta de que necesitaría un trabajo para combinar con su incipiente carrera en el modelaje, así que comenzó a trabajar con bienes raíces. “Es un buen negocio en el que puedes ganar mucho dinero, pero en última instancia no era mi pasión y sabía que no iba a ser mi camino en la vida, así que lo dejé después de unos años y cambié de rumbo”.

Camila Hansen06 (1)En 2015 creó su propia empresa de “coaching”. “A través de mi empresa soy capaz de compartir mi conocimiento y aprovechar mis experiencias y habilidades. Enseño buenas maneras y glamur. Me parece que eso es importante, que de la imagen que uno proyecta ante las demás personas depende en gran medida el éxito que uno tenga en la vida”.

Además, desarrolla una activa labor humanitaria, especialmente a favor de los niños menos afortunados y en pro del desarrollo de las mujeres, por intermedio de su propia organización sin ánimo de lucro: The Hansson Foundation. “Tu imagen física es solo una parte de lo que eres. Pienso que es importante ser una persona completa. Si tu apariencia es lo único que tienes, eso te hará inevitablemente un ser inseguro. Una mujer hermosa solo está completa si tiene una mente hermosa”.

Otro de sus intereses es lo que tiene que ver con el cuidado del organismo. Comenzó a estudiar nutrición y salud en el College of Natural Medicine, en Londres. “Me faltan tres años, pero me encanta y espero poder trabajar en ese campo en el futuro y compartir mis conocimientos con los demás. Ser saludable es muy importante para mí, es parte de lo que soy, por eso poder estudiar esa carrera es un sueño para mí”.

Camila Hansen03 (1)Uno de sus sueños es convertirse en una modelo con reconocimiento global, especialmente en América Latina (por eso está en nuestra portada). “Siempre he estado interesada en Latinoamérica, una de las primeras cosas en mi lista es ir allá; además, he escuchado que tengo una apariencia muy latina, entonces creo que me iría muy bien allí”.

Créditos:
Styling / Make up – ISA creative
Retouching – Helen Hrytsiv