MUJERES

CARO GAITÁN

Decidió desinhibirse con Maxim... la descubrimos como nunca antes.
Photo2 (1)
Melissa Cartagena
Por: Sergio Ramírez

“No me hubiera gustado formar parte de algo que generara cosas negativas en la juventud”, afirma Carolina Gaitán con relación a su papel en Sin tetas sí hay paraíso, la serie televisiva que mostraba la cara amarga de la obsesión por la belleza que afecta a un gran número de jovencitas en el país. “Lo que me hace sentir bien es que la serie muestra que nuestros actos tienen repercusiones y mi personaje (Catalina) sufre por los errores que comete”.

Photo6Ella misma, asegura, ha tenido que enfrentarse a la presión de ser bella, especialmente en un mundo donde la apariencia física parece ser un elemento fundamental del éxito. “A medida que he ido creciendo y ganando años y madurez también he ido ganado desparpajo, no ponerle tanto morbo al tema. Nuestro cuerpo es nuestra herramienta de trabajo, pero no podemos esclavizarnos de él, lo importante es estar segura de sí misma, no siento ninguna vergüenza”.

Photo3

Ese sentimiento de seguridad le ayudó a hacer estas fotos exclusivas para Maxim, algo que, como ella misma reconoce, no había hecho nunca antes. “Desde el principio sabía que era algo arriesgado y atrevido, sobre todo para lo que se había visto de mí hasta ahora. Nunca había hecho fotos así, la verdad siempre he sido un poco pudorosa, pero una vez decidida pues tocaba deshinibirme”.

Luna de miel (por fin)

Photo7

Tras terminar las grabaciones de Sin tetas sí hay paraíso decidió tomarse un tiempo. “La verdad fue una dicha, porque tenía muchas cosas pendientes a nivel personal”. Con casi dos años de matrimonio, Carolina y su esposo Nicolás Moreno (hijo del presidente de BID, Luis Alberto Moreno) no habían tenido luna de miel. “Fue delicioso, un mes en París, Roma, Venecia, llegamos y a la semana me fui para Los Ángeles”. Estudió un curso intensivo de inglés en la Universidad de California (Ucla) y vivió el placer del anonimato.

Su esposo, asegura, es su polo a tierra, y su mayor apoyo, especialmente en su proyecto de retomar la música. “El es muy creativo tiene una gran sensibilidad artística y me da siempre su opinión sin ninguna intención de agradarme”.

Cantante antes que actriz

Photo13Nacida en Villavicencio, Gaitán entró al mundo del espectáculo con el sueño de convertirse en cantante. Había sido la voz líder de un grupo infantil de música llanera llamado Centauros antes de participar en un concurso televisivo llamado Popstars, del cual derivó un proyecto musical juvenil que se llamó Escarcha. “En ese momento decidí que la música era mi esencia”, pero llegó la televisión, primero como presentadora y luego estrenándose como actriz en una adaptación poco afortunada de Lost que se llamó Vuelo 1503.

Luego se vinculó a RCN, donde participó en dramatizados como Zona rosa, Satanás y Novia para dos y desde entonces casi no ha parado. Algo difícil en un medio de la continuidad es un lujo. “He sido muy afortunada, aunque también he tenido períodos de hasta siete meses entre un proyecto y otro. Voy a ser sincera, después del tercer mes uno empieza a preocuparse, porque la verdad yo no sabría hacer nada más que lo que hago, actuar y cantar; claro, con el tiempo aprendes que no puedes esperar siempre que alguien te ofrezca un proyecto”.

Photo9Quizás por eso se puso al frente de su carrera como intérprete. “Es la primera vez que hago un proyecto completo por mí misma, es algo mucho más enfocado a lo que quiero ser -sostiene-. Todas las canciones son mías y la idea es que todo suene muy latino, pero que cada canción tenga algo diferente”

Retomando la música

Photo8 (2)Se dedicó de lleno a la televisión por un tiempo, aunque, de alguna manera la música siempre estuvo ahí. “Nunca la dejé, se volvió algo personal, la forma como volvía a mi esencia; además, de alguna manera en las producciones en las que participaba siempre cantaba algo, por mis personajes, o una parte de la banda sonora, algo, terminaba haciendo las dos cosas al mismo tiempo”.

Llegaron producciones como Las hermanitas Calle, donde interpretó a Nelly Calle, o Celia, en el papel de Lola Calvo, un personaje inspirado en la cantante cubana Lupe Victoria Yolí Raymond, más conocida como “La Lupe”. “No sabía nada de ella hasta que me fui a Cuba y me enamoré, de ella y de la música cubana y ahí empezó el deseo de hacer algo con boleros y con música latina”.

La Gaita

Photo2 (1)Carolina viajó a Puerto Rico a hacer algunos ensayos con Christian Maldonado (Master Chris), el productor musical de Celia. “Comencé a componer. Fue un proceso largo, a veces me desesperaba porque quería que todo fuera más rápido, pero al mismo tiempo tenía la suerte de trabajar sin afán, nadie me estaba presionando” Su receso en Sin tetas sí hay paraíso (de la cual ya comenzó a grabar la nueva temporada) no solo le sirvió para ponerse al día con su matrimonio sino con la música. “Fueron unos meses de pausa, pero también de hacer cosas para pagar una deuda conmigo misma”.

Parte de esa deuda era retomar la composición. “Siempre lo he hecho pero la verdad antes no me salía bien –confiesa-.  El primer sencillo, “Qué no se dice de mí”, el cual presenta oficialmente en el mes de mayo, es una mezcla de salsa con cumbia. “Es algo que, por lo menos yo, no había escuchado nunca”. Como con las fotos, para Carolina llegó el momento de atreverse.