Portadas Maxim

CLAUDIA BAHAMÓN: BELLEZA CON PROPÓSITO

11m  x 600
Camilo Villabona
Por: Sergio Ramírez
Hora de compartir:

Tenemos claro que es importante hacer algo en favor de la naturaleza; sin embargo, cuando lo dice alguien como ella, no nos queda duda alguna.

 

4m

Con el tiempo, asegura, ha desarrollado la capacidad de aceptarse como es  e incluso, de burlarse de sí misma.  ¿Le preocupa el paso del tiempo?, curioseamos. “La verdad, si me lo hubieran preguntado hace 15 años hubiera dicho que sí. En esa época pensaba mucho más en eso, pero ahora me concentro más en otras cosas. Claro que me cuido, uno, como mujer vanidosa, siempre trata de desafiar el paso del tiempo”.

 

7mY vaya si se cuida. Mientras hablamos, Claudia apura un plato de salmón, acompañado de ensalada. “Lo que más me gusta comer es pescado y mariscos”, explica. Bastante saludable. El resto de nosotros damos cuenta de nuestras dosis de hamburguesas con papas fritas. Quizá sea hora de poner más cuidado con mi alimentación.

5m

 

“La gente me pregunta qué me hago para verme bien, yo lo que pienso es que tengo todos los defectos, simplemente sé cómo vestirme, voy al centro de estética y me aplico mascarillas, hago ejercicio, pero tengo claro que hay que aceptar lo que venga como venga. Es mucho más fácil cuando encuentras un hombre que te quiere, te admira y te acepta con todos los defectos que crees tener”.

 

2mPor su familia decidió, hace  más de una década, dejar una exitosa carrera en la televisión colombiana y mudarse a Los Ángeles. “Renuncié por el amor de mi vida, porque para mí es muy importante la familia y, aunque mi trabajo también es importante, llegó el momento de poner todo en una balanza y elegir. Nunca me he arrepentido de la decisión que tomé, soy feliz”.

1mOtra de las cosas que cambiaron durante los últimos años es su visión sobre el medio ambiente. “Vengo de una familia que, tal vez inconscientemente, me inculcó un gran amor por la naturaleza, pero definitivamente cuando nacen tus hijos sientes que debes hacer algo”. Se convirtió entonces en vocera de campañas como “La hora del planeta”, una iniciativa que pretende que los ciudadanos dejen de consumir energía eléctrica dura12m

El tema le entusiasma. Le brillan los ojos y sonríe. Es quizás lo único, fuera de su familia y su carrera en los medios, que la apasiona de esa manera. Con el fin de recolectar fondos para reforestar aceptó hace dos años poner su nombre en una colección de ropa interior para Punto Blanco. “No fue porque quisiera ser diseñadora ni nada de eso, no me interesa, pero si alguna empresa quiere que hagamos una camisa para ayudar al medio ambiente, lo hacemos”.

 

 

Hora de compartir: