AGENDA

¿EL ARTE AHORA SE CONVIRTIÓ EN HACER CUALQUIER COSA?

Afortunadamente no, y el Museo de Arte de Bogotá es prueba de ello.
Arte
Cortesía
Por: Redacción Maxim
Hora de compartir:

En los últimos años hemos visto cómo hasta poner unas gafas en el piso en un museo –como hizo algún bromista en un salón del Museo de Arte Moderno de San Francisco – termina siendo percibido como lo último en el arte por un público que califica de “revolucionario” lo que solo era un chiste.

Resultado de imagen para gafas en museo de san franciscoHoy en día, el arte se ha deformado a tal punto que grandes pintores y escultores como Miguel Ángel, Donatello o Leonardo da Vinci seguramente estarán revolcándose en sus tumbas sabiendo que una sencilla línea roja, que va de lado a lado en el lienzo, se vende por miles de dólares o hasta millones.

Sin embargo…

no todo en el arte contemporáneo es tan falto de sentido. Como ejemplo,  si vives o pasas por Bogotá por estos días  deberías visitar, hasta el 7 de enero en el Mambo, “Háblame amor”, la exposición de Adriana Marmorek que forma parte del Premio Luis Caballero (uno de los más importantes en Colombia) y, hasta el lunes 8  del “Medio círculo al círculo completo”, del artista conceptual francés Daniel Buren.

 

 

Hora de compartir: