SEXO

HAY UN BURDEL QUE OFRECE SEXO CON MUÑECAS DE SILICONA. NO ES BROMA ¡EXISTE!

Tiene sedes en Turín, Moscú y Barcelona y ha sido tanto su éxito que si quieres reservar, por ejemplo en Turín, tendrás que esperar hasta febrero del próximo año. 
Por: María José Cogollo
Hora de compartir:

LUMIDOLLS ES EL NOMBRE DE LA EMPRESA ESPAÑOLA QUE YA CUENTA CON SEDES DE ESTE BURDEL EN BARCELONA, MOSCÚ Y TURÍN. 

¿Cuál es el fetiche sexual que más te apetece hacer realidad? Para muchos puede ser el de tener sexo con una muñeca de silicona. Pues bien, ya existe un burdel en donde puedes cumplir este “sexdream” sin remordimientos.

Se trata de “Lumidolls” un lugar secreto al que solo podrás acceder mandando tus datos personales a través de su sitio web.,  en donde también podrás hacer tu reservación. Luego de eso, el sitio se comunicará contigo un día antes de tu cita, para decirte la dirección del  lugar y todo lo que podrás hacer estando allí.

Según los dueños de este particular burdel, el objetivo es que los clientes puedan experimentar un momento “lúdico-sexual totalmente nuevo” en donde además de tener sexo con una muñeca hiper-realista hecha de termoplástico, es posible personalizarla cómo más te guste.

Una de las habitaciones de Lumidolls en Moscú. Fotografía de hybridtechcar.com

Y  aunque te suene descabellado te aseguramos que no es una escena sacada de una película de ciencia ficción, cuando estás en el proceso de elección de tu muñeca puedes escoger  hasta qué color de cabello llevará y qué ropa usará.  Tal vez te sientas cómo si estuvieras en un videojuego similar a “Los Sims”, solo que esta vez podrás llevarlo a la vida real.

Pero la experiencia no para ahí, estas muñecas también pueden simular los latidos del corazón humano a medida que “el placer” sexual aumenta,  se  sonrojan y  hasta gesticulan en el momento del orgasmo.

¿Cuánto cuesta?

Si quieres pasar media hora con “la chica de silicona” el valor del “momento” es de 80 euros. Si quieres más, una hora te costará 100 euros y si no quedaste satisfecho con ello, deberás pagar 180 euros por dos horas de placer fetichista.

Es indudable que el sexo es un universo de experimentación desconocido y temido por muchos, pero cuando se logra abrir la mente para cerrar esa brecha entre lo común y lo incierto, puedes llegar a vivir momentos y acceder a lugares en los que nunca imaginaste estar. Ahora,  una vez  allí tal vez te preguntes : ¿cómo pudiste haber vivido tanto tiempo sin esto?

¿Te atreves?

También te puede interesar: ¿PLAN MUSEOS? ¿Y SI TE DECIMOS QUE TAMBIÉN HAY DE SEXO?

Hora de compartir:

NEWSLETTER