EL PIONERO - Maxim
AGENDA

EL PIONERO

 El Museo del Transporte Fundación logró conseguir un modelo similar al primer carro que llegó a Colombia hace más de 100 años. 
Medellin-Concours-2-2000x1250 (1)
Cortesía
Por: Sergio Ramírez

A Carlos Coroliano Amador Fernández lo llamaban “El burro de oro”. Ambicioso y astuto para los negocios como pocos, logró amasar una gran fortuna, derivada, inicialmente, de la producción minera, la cual diversificó con el tiempo, invirtiendo en propiedad raíz, importaciones, haciendas cafeteras y ganaderas, trilladoras, una fábrica de chocolate y hasta un banco, que llegó a emitir billetes con su imagen.

Resultado de imagen para Carlos Coroliano Amador Fernández

En 1880, era el propietario de la sociedad minera El Zancudo, para la época la empresa más grande que hubiera existido en el país, con 1.200 trabajadores, más de 300 mulas y cerca de 70 minas en explotación. Eran legendarios sus viajes a Europa, a donde iba en busca de tecnología para sus minas y sus empresas. A su regreso, decenas de ciudadanos se reunían alrededor de su casa para tratar de ver lo que desempacaba de los baúles.

Cuentan que al volver de uno de sus viajes, su equipaje personal, sin contar el de su esposa, hijas, yernos y nietos, fue transportado por 50 mulas. De sus periplos europeos regresaba con plantas y animales raros, espejos, bronces con figuras de ninfas y dioses, mármoles y toda clase de lujos y extravagancias.

En 1899, el ingeniero Alexandre Gustave Eiffel y sus colaboradores construyeron una torre de hierro de 300 metros de altura que se convirtió en el símbolo de la Exposición Universal de ese año en París (y posteriormente y para siempre, en símbolo de la ciudad). A esa exposición acudió Coroliano, en su búsqueda de novedades, y se encontró con una que no pudo dejar pasar.

Para la época, la empresa francesa De Dion, Bouton et Compagnie se había convertido en el fabricante de automóviles más grande del mundo. En 1899, gracias al ingenio de Georges Bouton, desarrollan el primer modelo con un motor de gasolina de un cilindro y 1.75 caballos de fuerza. El Serie D o Vis à vis se convierte en el vehículo más popular del momento y llegan a venderse unas 15 mil unidades.

Uno de esos 15 mil vehículos es adquirido por Coroliano Amador, quien lo envía en barco hasta Barranquilla y desde allí, por una cinematográfica travesía, a lo largo del Río Magdalena, hasta Honda, donde, por partes, fue transportado a lomo de mula a Medellín.

El primer carro que circuló en el país llegó a la capital antioqueña a mediados de 1899, con un problema: cuando lo armaron de nuevo, según todas las instrucciones, no funcionó. Coroliano tuvo que importar un mecánico de París para poner a punto la máquina; sin embargo, el mismo día en que el primer carro hizo su primer paseo por las calles de Medellín, el 19 de octubre de 1899, estalló la Guerra de los mi días.

Medellin-Concours-64Más de 100 años después, los directivos del Museo del Transporte Fundación, la misma entidad sin ánimo de lucro que desde hace 22 años organiza el Desfile de autos antiguos en la capital antioqueña, logró traer al país una copia exacta de ese primer carro.

“Lo encontramos en Alemania, un museo lo sacó a la venta; nosotros explicamos por qué debería quedar en nuestras manos y nos lo vendieron”, explica Carlos Tisnes, director ejecutivo de la Fundación. A finales de noviembre del año pasado el De Dion-Button, Clase D, Vis à Vis modelo 1899 recorrió de nuevo las calles de Medellín, convirtiéndose en la pieza más importante de la colección del Museo del Transporte, entidad que además tiene el único vagón que subsiste del antiguo tranvía de Medellín.

Medellin-Concours-30-2000x1325

Esta fundación es también la encargada de hacer el único “Concurso de elegancia” que se realiza en el país, cuya más reciente edición, el pasado mes de mayo, se hizo en homenaje a ese primer carro que llegó a Colombia y a lo que denominaron los autos pioneros. “Tenemos carrozas francesas tiradas por caballos de 1890, de antes de los autos –afirma el señor Tisnes-, un Corvette de 1920 y carros hasta 1950, todos con la particularidad de que tenían las farolas por fuera”. El premio como mejor carro del evento se lo llevó un Rolls Royce del año 1949. “Impecable”, según palabras del director ejecutivo de la Fundación.

PilotView - Desfile Autos Clasicos - Jpg Low - 217 - 4251

Este es el evento central del Museo, junto con el desfile de autos antiguos que se lleva a cabo en el marco de la Feria de las Flores y que este año se realizará el 6 de agosto.  “Estos certámenes ayudan a que la gente se anime a restaurar sus vehículos y cuidar cada vez más la originalidad en cada una de sus piezas, ese es el objetivo de la fundación Museo del Transporte, rescatar todo ese patrimonio que tiene que ver con la movilidad”, explica, Tisnes, quien concluye que los planes a mediano plazo incluyen la construcción de una sede física para albergar la valiosa colección del Museo.