Portadas Maxim

ISABELI FONTANA: PARA AMARLA DEBES SER UN “HOMBRE FUERTE”

En sus inicios como modelo, recuerda que se sintió “como una muñeca humana".
2f
Gilles Bensimon
Por: Sarah Horne Grose

 

Descubierta a los 13 años de edad en su tierra natal (Curitiba, Brasil), Fontana ha cubierto todo lo que tiene que ver con Victoria’s Secret, acosado las pasarelas de cualquier diseñador de moda de renombre y realizado campañas para Balenciaga, Balmain y Hermes.

6f

Isabeli es alguien a quien no puedes engañar, aunque el mundo de la moda aparenta ser algo un tanto relajado, “es un mundo muy difícil”, explica. “En un momento eres la cosa más caliente, no tienes suficientes horas en el día y apenas puedes respirar”. Al día siguiente todo se resume a cuántos seguidores tienes en Instagram, que se usa sólo para mostrar cómo te ves y qué tan profesional eres. Ahora existe esta nueva dimensión”. Aunque Fontana abrazó las plataformas sociales y está dispuesta a compartir su vida personal, en ocasiones encuentra esto un poco extraño.

4f

En sus inicios como modelo, recuerda que se sintió “como una muñeca humana. Estiras tus brazos y alguien te viste. Había días en que lo odiaba, que me sentía como nada”.

7fSin embargo, a los 32 años  ha resguardado sus reservas y sacó a relucir cierta audacia, en donde abraza con gusto su trabajo como una exhibicionista profesional. “Soy buena en esto, ¿sabes?”, nos cuenta. “Me gusta una sesión en donde me siento sexy y fuerte, algo duro. Eso es lo que mejor hago. Me gusta darle al fotógrafo lo que quiere, colaborar con el director de arte. Modelar es lo único que conozco”.

7fBateó un hit en 1996 al convertirse en una finalista de la competencia internacional Elite Model Look. Su vida pronto cambiaría drásticamente. Compró una casa de playa en Brasil a los 16 años  y se convirtió en una fan de restaurantes glamurosos (como Nobu). Ahora, si llega a patinar, sólo lo hace con sus hijos, Zion (12) y Lucas (8).

3f

Las pequeñas turbulencias en su vida amorosa le han enseñado qué es lo que necesita en una relación. “Quiero alguien que no se siente ahí con su celular distraído, quiero un hombre a quien le importe”, nos confiesa. “Que entre al cuarto y  se fije en mí. Acepto que conseguir a la  otra mitad siendo una supermodelo es todo un reto. No es fácil ser el novio. Tienes que ser un hombre fuerte”.