NOTICIAS

LA MUJER QUE LE DIJO QUE NO AL PREMIO DE LA MEJOR CHEF DEL MUNDO

Carme Ruscalleda rechaza este reconocimiento porque la empresa que lo organiza no juzga a hombres y a mujeres por igual.
Por: Redacción Maxim
Hora de compartir:

Ruscalleda, ganadora de siete estrellas por el buen desempeño de sus tres restaurantes  ha tenidos siempre claro que no trabaja para y por los premios y que en realidad este tipo de reconocimientos no los recibe de manera particular porque en realidad “Las estrellas son de cada establecimiento, más que del chef de cocina”.

Chef por accidente

Carme (tal cual como suena, no nos comimos la “n”)  comenzó trabajando con su esposo en  la tienda de delicatessen de sus  padres, aprendió charcutería y decidió que esa era su vocación y a lo que le dedicaría el resto de su vida. Hoy, 30 años después  “ese espacio de libertad” como le llama a la cocina, al que llegó  por pura pasión,  le ha permitido crear platos con el que su clientela se siente a gusto y los críticos resaltan por su excelencia.

¿Pero por qué rechazar el premio que la distinguía como la mejor chef mujer  del mundo?

Atún en tartar con mostaza, alga wakame, vegetales y arroz.

Sin descartar que las estrellas sean el producto de un esfuerzo previo, y los reconocimientos  estimulan y dan energía,  la respuesta de Ruscalleda es simple, el medio que organiza los 50 Best premia a los mejores restaurantes del mundo pero  tiene una categoría exclusiva para mujeres en  la que  premia  a la “mejor chef”, es decir no las juzga de manera equitativa  con sus pares  hombres. “¿Luego es que no estamos haciendo lo mismo? ¿Es que no pagamos el producto igual y al equipo igual? ¿Es que el público no nos exige igual?

Con estrellas o sin ellas, lo cierto es que la cocina temática  de  Ruscalleda  atrae  cada día a más comensales en el mundo, así que la próxima vez que viajes a España o a Tokio, no dudes en ir a degustar de  las creaciones de esta “autodidacta” que  juega a la perfección  con  los  ingredientes y texturas de cada temporada.

Hora de compartir:

NEWSLETTER