Moda

PASIÓN POR LOS TENIS

El australiano Peter Fahey (Sidney, 35 años) tiene 1.100 pares de zapatos tenis en su colección y vive de eso desde hace más de una década (¿qué habrán dicho sus padres?).
Sneaker Pimps 2017 Bogotá (1)
Cortesía/
Por: Sergio Ramírez

Realmente, cuando pequeño lo que él quería era ser skater profesional, y, cuando tenía unos 12 años, lo intentó con tanto ahínco que cada dos semana tenía que cambiar de zapatos. “De tanto comprar tenis me fui aficionando y comencé a coleccionarlos”.

Tenía 20 años cuando se le ocurrió hacer una exhibición de sus tenis como si fuera una subasta de arte. Una tienda de artículos deportivos en Sidney le siguió el juego y la muestra fue un verdadero éxito, tanto que comenzó a conseguir patrocinadores y a llevar sus zapatos a diferentes partes del planeta.

Tanner, Paulina, Peter Fahey, Fundador de Sneaker Pimps (1)A partir de ese momento los zapatos se convirtieron en su modo de vida y su muestra la concreción de un movimiento cultural urbano que incluye deportistas, músicos, artistas, grafiteros, diseñadores y cientos de miles de aficionados. “No se trata solo de zapatos, sino de una cultura que tiene que ver con el streetart, el skateboarding, el baloncesto, la música hip-hop y mucho más”.

El inicio de lo que podría llamarse la “cultura sneaker” puede rastrearse a mediados de los 70 en Nueva York, donde comenzó a gestarse una mezcla de música, deporte y moda que llegaría a todas partes del mundo.

Peter asegura que cuando comenzó con su colección y sus muestras solo quería divertirse (y realmente no pensaba que iba a terminar viajando por el mundo). Hoy en día, Fahey es el líder de un espectáculo que ha bautizado Sneaker Pimps World Tour, el cual, desde 2003, ha realizado más de 500 exhibiciones de tenis vintage o de edición limitada. La gira, que incluye además intervenciones artísticas en vivo, espectáculos musicales (ha presentado a figuras como Public Enemy) y hasta muestras de skateboard, ha recorrido casi 70 ciudades en unos 20 países, las cuales han sido visitadas por más de 500 mil personas.

Hugo García y Peter FaheyA Colombia llegó, patrocinado por la marca de relojes G-Shock, y trajo unos 200 pares de zapatos, que colgó por todas partes en un conocido bar del centro de Bogotá. “Tratamos de seleccionar los zapatos de acuerdo con lo que creemos que es la cultura local, para que la gente se sienta identificada”, aseguró rodeado de tenis, algunos de los cuales cuestan, literalmente, miles de dólares.

Las piezas más valiosas de su colección, asegura, podrían costar entre 20 y 30 mil dólares (unos 60 millones de pesos mal contados) y son una edición limitada que hizo junto al propietario de una cadena de tiendas australiana de artículos deportivos, de los cuales se fabricaron solo algunos para familiares y amigos.

Las otras joyas de su colección son un par de ejemplares de una edición especial que hicieron entre Chanel y Reebok para el Chanel Menswear Fashion Show de la marca francesa en parís en 2005, y, al parecer, solo quedan cinco pares en todo el mundo. Son muchos las ediciones especiales. Fahey tiene, entre muchas otras, zapatillas firmadas por artistas plásticos, como el británico Dave White, o raperos, como Biz Markie.

“Muchas me las envían las marcas o los patrocinadores, otras las consigo de artistas y deportistas que me encuentro en mis espectáculos o en otros eventos, simplemente les digo que me las regalen y me las dan”, explica sobre cómo consigue los elementos de su colección

Como en todo coleccionista, hay piezas que a Fahey le gustaría tener (pero que por ahora siguen fuera de su alcance) como las zapatillas Air Mag, que Nike sacó al mercado como un homenaje a la franquicia “Volver al futuro”, inspiradas en las que Marty McFly utilizó en la segunda parte de la saga. Hoy un par de estos zapatos, de edición limitada, se venden en internet por más de 40 mil dólares. También le encantaría tener un par de los tenis que el grafitero neoyoquino Futura diseñó para Nike, de los cuales solo se vendieron 24 pares, cada uno de los cuales, si se encuentran, costarían hoy día unos 20 mil dólares, o incluso las que Lebron James firmó para Nike y que hoy “solo” cuestan unos 4.000 (12 millones de pesos).