LIFESTYLE

HOSPEDAJE DE PRIMERA

Four Seasons, la cadena canadiense de hoteles de lujo, abrirá en 2020 una sucursal en Cartagena. Con esta ya serán tres propiedades en Colombia.
Cortesía
Por: Diego Marín Sierra
Hora de compartir:

EN 1961 ISADORE SHARP ABRIÓ EL PRIMER HOTEL FOUR SEASONS EN LA JARVIS STREET, EN TORONTO, CANADÁ. EL RESTO ES HISTORIA.

 

Hoy la cadena de lujo hotelero cuenta con más de 115 hoteles y resorts en todo el mundo (Nueva York, Praga, Buenos aires, El Cairo, Hong Kong, etc.), y está posicionada como una de las mejores en experiencia, calidad y servicio.

En Colombia está desde 2015, cuando la marca se hizo cargo del hotel Casa Medina en la Zona G, al norte de Bogotá. Esta edificación, joya arquitectónica de la ciudad, se construyó hace más de medio siglo, y debido a su conservada fachada de ladrillo y el diseño de interiores con cierta influencia colonial, le fue otorgado el título de monumento nacional.

La construcción está hoy especialmente adaptada para vivir una experiencia de lujo.  Cuenta con un spa, un restaurante (Castanyoles) de comida mediterránea a cargo del exitoso chef italiano Carmine Esposito, un fitness center y 62 habitaciones donde se han hospedado algunos de los personajes más destacados de la cultura universal.

Al año siguiente se inauguró otro Four Seasons en Bogotá, pero esta vez en la Zona T. Según explica Paula Gamboa, directora de Marketing & PR para Colombia de la cadena, este hotel en particular es en sí un homenaje al país pero con un toque muy vanguardista. “La decoración está inspirada en las cosas autóctonas colombianas como las esmeraldas, por ejemplo, que son las piedras preciosas más emblemáticas del país”, asegura Gamboa.

El tercer Four Seasons en Colombia ya tiene fecha y lugar definidos: será en 2020 en Cartagena de Indias, uno de los mejores destinos nacionales que fácilmente puede recibir a más de 6 millones de turistas de todo el mundo. El criterio principal para elegir esta sede tiene que ver con la importancia cultural de este lugar no solo para el país, sino para todo el continente. Paula Gamboa explica que, “entre las razones que tiene la marca para abrir un hotel está la arquitectura del destino, su ubicación y el valor histórico que tenga, y Cartagena cuenta con todo eso”.

La locación escogida en esta ocasión es el antiguo Teatro Cartagena, ubicado entre la ciudad amurallada y el barrio Getsemaní, un sector de la ciudad que se encuentra en plena renovación y desarrollo.

Hora de compartir:

NEWSLETTER