MOTOR

VIEJAS Y QUERIDAS MÁQUINAS

Estos cinco vehículos revolucionaron el mundo automotor, cada uno a su manera.
Por: Redacción Maxim
Hora de compartir:

CON DÉCADAS DE VIGENCIA, SON LOS CLÁSICOS QUE NUNCA PASARÁN DE MODA. 

 

  1. Land Rover Defender

             Foto: @land_rover_defender

Este querido modelo es uno de los ingleses más reconocidos alrededor del mundo. Nacido de los restos de la Segunda Guerra Mundial, fue en sus comienzos una unión de chasis de Jeep Willis con motor y transmisión de Rover. Desde su lanzamiento en 1948  ha sido el caballo de trabajo con el que Inglaterra conquistó los lugares más inaccesibles de África, Medio Oriente y Asia.  La razón: fue concebido como un todoterreno enfocado en el trabajo, duro, práctico e ingenioso.

 

 

A lo largo de sus seis décadas de historia, el Defender se exportó a más de 70 países y se produjeron más de dos millones de unidades que fueron utilizadas para fines tan diversos como transporte militar, carro de bomberos, plataforma para aventureros, vehículo de safari, capricho de millonarios, ayudante de granjas y hasta como blindado del ejército iraquí. En 2016, luego de 67 años, se dejó de producir.

 

 

2. Porsche 911

Foto: Cortesía

Se suele decir que la gente con dinero tiene un Ferrari, pero la gente exitosa tiene un Porsche 911. Este deportivo de Stuttgart se posicionó desde su nacimiento como el mayor objeto de deseo del mundo automotor: es el premio que te da la vida cuando haces las cosas bien. Ferdinand Porsche lo presentó en 1963 con la denominación de 901, pero luego fue cambiada a 911 tras una demanda de Peugeot.

 

Foto: #porsche901

Fue una bestia desde su nacimiento: motor boxter trasero de seis cilindros, tracción trasera, coupé, frenos de disco y refrigerado por aire hasta 1997.  A lo largo de su historia ha pasado por siete grandes modificaciones hasta la actual versión llamada 991, y se han presentado diferentes configuraciones como Carrera S, Targa, GT2, GT3, GTS o GT1. Dato curioso: la llave del 911 está a la izquierda del volante como herencia de su participación en las 24 Horas de Le Mans, cuando los pilotos encendía el auto con una mano al mismo tiempo que con la otra accionaban la primera marcha.

 

 

3. Fiat 500

 

Foto: cortesía

El famoso Cinquecento, también conocido con el apodo cariñoso de Cinquino o Topolino, es una figura frecuente en las carreteras italianas desde 1936. Franco Fressia, por encargo de Benito Mussolini, sacó de su mesa de dibujo un modelo diminuto, de dos puertas y dos asientos, que abrió la denominación de “microcoche” y sirvió de inspiración para que Hitler hiciera lo propio con el Beetle.

Foto: fiat__500

Sin embargo, el primer 500 era muy diferente al modelo que pasó a la historia y que apareció en 1957. Urbano, barato y práctico, era ideal para la época de la postguerra y la escasez de petróleo: el modelo original de aquella época tenía motor de 15 cv que llegaba con mucho esfuerzo a los 90 km/h. En 2007 la casa de Turín presento el nuevo 500, cuya versión deportiva Abarth llega hasta los 180 cv con un motor de 1.4 L turboalimentado.

 

 

 

4. Volkswagen Beetle

Foto: Cortesía

Símbolo de la era hippie, el Escarabajo tiene unos inicios un tanto oscuros pues fue diseñado por Ferdinand Porsche para complacer a Adolf Hitler en su empeño de fabricar un automóvil al alcance del pueblo alemán. Más allá de su relación con el partido Nazi, fue una fórmula exitosa desde la mesa de dibujo: un automóvil de cuatro puestos y motor trasero, de mecánica en extremo simple y confiable, con el mínimo de piezas y una fabricación bastante económica. Por eso, se produjo sin pausa -y con pocos cambios en su estética- desde 1938 hasta 2004.

Foto: genart.eu

Esto lo hace el modelo que más tiempo ha estado en producción de la historia, vendiendo más de 21 millones de unidades. Una versión moderna que le hacía honor al querido Escarabajo fue lanzada en 1998 bajo el nombre de New Beetle; sin embargo, la compañía alemana anunció en septiembre que finalmente dejará de fabricar este clásico de clásicos en 2019.

 

 


5. Mini Cooper

                  Foto: Cortesía

Junto con el whisky y la reina, nada podría ser más british. Inmortalizado en geniales secuencias cómicas por Mr. Bean -propietario de un Mini verde limón-, desde su lanzamiento en 1959 ha rodado bajo diferentes denominaciones como Austin Seven o Mini Morris. El diseño de Alec Issigonis fue genial: un pequeño vehículo fácil de conducir, muy estable debido a su bajo centro de gravedad, rápido y divertido, de poco mantenimiento y mecánica muy sencilla.

 

Foto: @minicooperjcw

Desde entonces se ha fabricado en varias carrocerías como la clásica coupé, la de cuatro puertas, la furgoneta, el pick up y hasta la todoterreno. Hasta hoy se ha caracterizado por su diseño lleno de soluciones recursivas para la falta de espacio: en sus primeras versiones, incluso, tenía ventanas corredizas con el fin de dejar el espacio justo en la puerta para una botella de ginebra. La versión actual es un verdadero catálogo de tecnología y agilidad.

 

Hora de compartir:

NEWSLETTER